Resistencia civil contra la violencia policial

Museo de la Memoria contra la Impunidad: la resistencia civil de la Asociación Madres de Abril en Nicaragua


*Valeria Morales

A mediados de abril del 2018, en Nicaragua se inició un proceso de resistencia civil sin precedentes en la historia reciente. El descontento social no fue un tema aislado, fueron años de procesos institucionales y prácticas estatales que coartaron la libertad de expresión y ahondaron la cooptación de instituciones públicas hasta concentrar el poder en Daniel Ortega y Rosario Murillo. En ese mes, dos hechos detonaron la crisis social y política que hoy vive el país: la respuesta tardía por contener el incendio en la Reserva de la Biosfera Indio Maíz y, más tarde, las reformas al Sistema de Seguridad Social que ponía en desventaja a las y los jubilados al reducir sus prestaciones y aumentaba las aportaciones al seguro de las y los trabajadores y empresarios afiliados.

Estos hechos desencadenaron una escalada de protestas pacíficas en casi todos los departamentos de Nicaragua, tomando espacios públicos como avenidas, parques, plazas y universidades. Sin embargo, fueron reprimidas en diversas ocasiones por parte del Estado y sus fuerzas de choque. El Informe sobre los hechos de violencia entre el 18 de abril y el 30 de mayo en Nicaragua, realizado por el Grupo Interdisciplinario de Expertos Independientes (GIEI) por la OEA, describió que a partir de los días 19 y 20 de abril se inició una etapa represiva de mayor intensidad que significó, como patrón general, el uso desproporcionado e indiscriminado de la fuerza estatal —incluyendo la utilización de armas de fuego directamente contra las y los manifestantes—.

Dicha investigación registró que entre el 18 de abril y el 30 de mayo del 2018 hubo al menos 109 personas muertas vinculadas a las protestas pacíficas por disparos de armas de fuego con impacto en cráneo, cuello y tórax. Más de 1400 personas heridas y más de 690 detenidos. En noviembre del 2021, la Comisión Interamericana de Derechos Humanos actualizó la cifra de personas fallecidas a 355 víctimas.

Durante los primeros asesinatos, las hermanas, padres, madres y amigos de las víctimas se organizaron para exigir verdad, buscar justicia y construir memoria colectiva de la resistencia civil. Así nació la Asociación Madres de Abril (AMA), constituyéndose como una organización sin fines de lucro, privada, autónoma, independiente, apolítica y ajena a gobiernos e intereses económicos. 

AMA es la respuesta noviolenta de madres, padres, familiares y amigos de las víctimas frente a la represión estatal desde abril del 2018 en Nicaragua. Es el resultado de miles de familias que fueron afectadas directa e indirectamente por la violencia y que aún sin recibir justicia construyeron colectivamente este espacio para la reivindicación de los derechos humanos de sus víctimas, pero también para solidarizarse con las y los que siguen sufriendo la represión en las cárceles, en el exilio, en la intimidación y en el sin fin de medidas violentas que el desgobierno de Ortega y Murillo sigue ejecutando al día de hoy.

Pero esta resistencia no quedó solamente en la creación de la Asociación que demanda justicia, democracia y libertad, se logró crear el Museo de la Memoria contra la Impunidad que nació de la necesidad de dignificar la memoria de los familiares asesinados en el contexto de la rebelión de abril. Según se explica en la página web del Museo, se busca disputar la narrativa oficial que criminaliza a las y los ciudadanos que participaron en las protestas cívicas. El museo es disruptivo en su totalidad porque es virtual, gratuito y disponible a cualquier hora. Se puede acceder desde celulares, computadoras y otros medios tecnológicos.

Dentro del Museo se encuentran datos relevantes sobre las víctimas, los relatos de los hechos, fotos, videos y documentos varios que pretenden dejar registro del contexto de las protestas. En septiembre del año 2019 pese al acoso, persecución y hostigamiento estatal hacia los familiares de las víctimas, se logró instalar una exposición temporal del museo en el Instituto de Historia de Nicaragua y Centroamérica de la Universidad Centroamericana. En dicha instalación se crearon altares con algunas de las pertenencias de las víctimas: prendas de vestir, libros, juguetes y otros objetos. Fue visitado por estudiantes, familiares, políticos, periodistas, historiadores y diplomáticos. 

Así, el Museo de la Memoria contra la Impunidad está construyendo memoria histórica en medio de la represión porque es necesario recordar todo lo que nos ha pasado desde hace cuatro años. No hay nada más resiliente y poderoso que tener presente la memoria para no olvidar, para no repetir. Para AMA, la reconstrucción activa de la memoria es parte fundamental de la reparación integral. La existencia de este museo significa honrar la memoria, el espíritu de lucha y la dignidad de aquellos que no dudaron en dar la vida por la libertad. “Es un lugar de lucha para construir una nueva Nicaragua”.

Actualmente, la Asociación sigue trabajando para promover la cultura de paz, no repetición, justicia y democracia a través de exposiciones en diferentes países. Justamente, en abril, al conmemorarse cuatro años de los crímenes de lesa humanidad, se realizaron exposiciones del Museo en Alemania, País Vasco, Bilbao y otras ciudades, con el fin de invitar a la comunidad internacional a sumarse a la acción global por la justicia en Nicaragua.

Al cierre de este artículo, no queda más por compartir que si bien, la rebelión de abril es dolor, miedo, llanto, depresión, también es resistencia estudiantil, esperanza, dignidad, el grito de las madres. Es el reconocimiento de los pueblos originarios, es la construcción de la verdad, de la memoria. Es la lucha contra la censura y la libertad de expresión.

Abril es transformación. 

¡Libertad para las y los presos políticos! 

*Valeria Morales. Migrante centroamericana, ciclista urbana, abogada con especial enfoque en grupos vulnerabilizados como mujeres y niñez migrante de origen centroamericano. Activista de derechos humanos, del medio ambiente y de la movilidad urbana con enfoque de género.

Publicado: 29 de abril del 2022

Acción Noviolenta

By Acción Noviolenta

Programa Regional para el Estudio y la Práctica de la Acción Estratégica No Violenta en las Américas